Hay al menos dos detenidos y uno que está prófugo. Hubo 15 allanamientos y los damnificados se suman por decenas.


La Fiscalía de Instrucción subrogante, a cargo de Andrés Godoy, desbarató una organización dedicada a cometer defraudaciones a través de la venta de automóviles, algunos 0 km. y otros usados.

La maniobra consistía en captar clientes a través de publicidad que los investigados realizaban a través de redes sociales y medios masivos de comunicación, mediante las cuales se ofertaban tentadoras condiciones para los adquirentes.

Seducido por estas condiciones, una vez que el cliente –generalmente personas de limitados recursos- se acercaba a alguna de las sedes de la empresa, entregaba una suma de dinero y firmaba un contrato de adhesión con “cláusulas oscuras”, mediante el cual se comprometía a hacer aportes mensuales de dinero hasta integrar un porcentaje del valor del automóvil que quería adquirir.

Llegado el momento de la entrega del vehículo, los vendedores inventaban diferentes excusas para no entregar el automóvil acordado (tales como que el automóvil había subido de precio por la inflación, el aumento de costos, cuestiones administrativas etc).

De esta manera, requerían más dinero a los damnificados para poder efectivizar la entrega, la cual nunca ocurría.

La asociación ilícita estaba integrada por al menos 12 personas, tres de las cuales revisten el carácter de jefes u organizadores. Dos de los organizadores fueron detenidos, encontrándose el tercero prófugo.

Se realizaron más de 15 allanamientos en los locales comerciales que funcionaban uno en calle Caraffa y el otro en calle Octavio Pinto de la ciudad de Córdoba, lugares donde se ofrecían al público los automóviles, en los cuales se pudo secuestrar documentación de utilidad para la causa, de acuerdo con lo que informó la Justicia este miércoles.

Se logró en secuestro de más de 45 automotores y diez motos que se exhibían para captar a los potenciales clientes.

En tanto que en los domicilios de los integrantes de la banda se pudieron incautar elementos de utilidad para la investigación como así también las maniobras ilícitas se hicieron a través de los nombres comerciales Global Go y Grupo Summa.

El monto de la defraudación es millonaria con gran cantidad de damnificados.

Los allanamientos fueron diligenciados por la División Delitos Económicos de la Policía de Córdoba con colaboración de personal del Área Tecnología Forense de Policía Judicial.




Comentarios