El delantero arrancó como titular en la Primera Nacional. Y convirtió un gol ante Sarmiento. En diciembre terminaba su vínculo.


Le dicen Wanchope, por ser delantero, luchador y por pasar también de Unión Florida a Instituto, que extendió su contrato hasta 2022.

Martín Pino, de él se trata, empezó el torneo de la Primera Nacional como titular, y anotó un gol frente a Sarmiento de Junín.

Y aunque dejó la formación principal por el ingreso de uno de los refuerzos, Francisco Apaolaza, el cuerpo técnico de César Zabala le tiene mucha confianza.

Por tal motivo, el club de Alta Córdoba decidió extender el contrato del juvenil delantero (20 años), por tres años más, ya que en diciembre finalizaba.




Comentarios