Lo dispuso la Provincia, tras relevar los daños que ocasionó la intensa pedrea de la semana pasada.


El Gobierno de Córdoba declaró en “estado de desastre agropecuario” a la producción de verduras de hoja del Cinturón Verde de la ciudad de Córdoba, como consecuencia de las pérdidas generadas por la tormenta de viento, lluvia y granizo del 18 de mayo.

En la declaración de desastre, se incluyó a las zonas de Villa Retiro, Villa Esquiú, El Vergel y El Quebrachal.

Además, a las zonas frutihortícolas de las localidades de Colonia Tirolesa, Monte Cristo y Río Primero.

Según estimaciones de la Provincia, la piedra generó pérdidas por 50 millones de pesos en el Cinturón Verde cordobés.

De acuerdo a un relevamiento del Ministerio de Agricultura, el fenómeno climático “afectó aproximadamente un área de 300 hectáreas produciendo daños en los cultivos, especialmente de hoja, que oscilan entre 85 y 90 por ciento, así como importantes daños en medias sombras como consecuencia del granizo acumulado sobre las mismas, lo que afecta especialmente las actividades frutihortícolas”.

Según la Asociación de Productores Hortícolas de la Provincia (Aproduco), el temporal de lluvia y granizo ocasionó daños en alrededor del 50 por ciento de los cultivos de frutas y verduras de invierno en unas 700 hectáreas. Así, se vieron afectados cultivos de lechuga, acelga, apio, perejil, rúcula y achicoria, además de remolacha, tomate, chaucha, berenjena, zapallito y zanahoria, entre otros.

El ministro de Agricultura y Ganadería de la provincia, Sergio Busso, ya dispuso la entrega de aportes económicos de hasta 50.000 pesos no reintegrables los productores afectados.


En esta nota:

Córdoba Titulares


Comentarios