El franco argentino y que iniciara su carrera deportiva en Córdoba se aseguró el título de manera anticipada en Motegi, anteúltima del año.


Al ganar la carrera 3, que completó la anteúltima fecha del calendario, Sacha Fenestraz se aseguró el título de la Fórmula 3 Japonesa. El piloto de 20 años, nacido en Francia y que radicado de pequeño con su familia en Córdoba iniciara en esta provincia su carrera deportiva, sumó así su tercera corona en el automovilismo. En 2015, había sido Campeón Junior de la F4 Francesa; y en 2017, de la Copa Europea de Fórmula Renault 2.0.

Sacha celebra en Motegi. Inició su carrera deportiva en el karting cordobés cuando tenía 3 años. A los 13, continuó su campaña en Europa.

Todo se definió durante esta madrugada de Argentina en Motegi, cuando Sacha dominó la última de las tres competencias comprendidas en el cronograma del anteúltimo episodio del calendario. Su rival por el título, el local Ritomo Miyata, lo escoltó; y de esa manera, el margen de puntos a favor de Fenestraz le aseguró la corona.

Sacha, que llegó a Motegi con 28 unidades de margen sobre Miyata -y 60 en juego hasta el final del torneo-, se impuso de punta a punta en la primera carrera. Con los puntos adicionales por la pole y el récord de vuelta, el franco argentino amplió a 33 unidades su ventaja con Miyata, que fue segundo.

Fenestraz, con el coche número 11 del equipo B-Max Racing with motopark F3, delante de Ritomo Miyata, su rival por el título de la F3 Japonesa.

En la segunda competencia, las cosas se invirtieron: venció Miyata, después de partir desde la primera posición y consiguiendo el mejor tiempo de giro, con lo cual la diferencia en la tabla volvió a ser de 28 unidades a favor de Fenetraz, que terminó como escolta del nipón del equipo Tom´s Toyota.

A la hora de la carrera definitiva, si Sacha ganaba -independientemente del resultado de Miyata- era campeón. Y así, sucedió. Después de largar desde el primer cajón de la grilla, se mantuvo firme adelante de su rival durante toda la competencia, alcanzando la bandera a cuadros para celebrar no solo la victoria sino también la obtención del título. 

Otra imagen del gran duelo que sostuvieron Sacha y Miyata por la corona de la F3 Japonesa, categoría que este año celebra 41 años.

La categoría, que en 2020 pasará a llamarse “Súper Fórmula Lights (SFL) Japonesa” e integrará a los más nuevos chasis Dallara 320, cerrará la temporada en Okayama, el 28 y 29 de septiembre.

Antes, a comienzos de septiembre, Sacha competirá en Autópolis, dentro del Súper GT japonés, en el que ocupa la segunda posición en la Clase GT 300 junto con su compañero del team Kondo Racing, Kazuki Hiramine.





Comentarios