Para los que no se dan maña (o no tienen ganas) de preparar este plato típico, está la opción de comprarlo hecho. Los vendedores estiman vender un poco menos que el 1° de Mayo.


Como buenos criollos que somos, a lo largo de nuestra historia hemos ido asociando las fechas de nuestra historia con lo que más nos gusta hacer: comer. Y es así que el locro es una de esas comidas que se impone para el Día del Trabajador, o para los feriados patrios como el 25 de Mayo y el 9 de Julio.

Aunque, claro, no siempre se trata del folclore de la preparación. Para aquellos que les gusta, tienen ganas, tiempo y cuchillos, está la opción caserita. Y para el resto, con levantar el teléfono y reservar una porción en la casa de comidas más cercana alcanza, y sobra.

Para festejar el 207° aniversario del Primer Gobierno Patrio, comprar una porción de locro ronda entre los 85 y 100 pesos, según consultamos en algunas casas de comida tradicionales.

“Cobramos 85 pesos la porción y les pedimos que traigan la olla, sino el descartable se lo cobramos aparte (10$ cada bandeja)”, cuenta Magalí, de la casa Martín Miguel, en la avenida Rafael Núñez al 3.700.

La mujer asegura que suelen tener más pedidos para el 1° de Mayo que para el 25, aunque confía en que el frío convenza a los indecisos sobre la hora. “Estamos receptando pedidos, pero siempre hacemos de más para poder venderle también a los que vienen sin preaviso”, cuenta. Y asegura que cuando mientras más frío está, más trepan las ventas.

“Tenemos clientes fijos que sabemos que van a venir directamente a comprar, así que estimamos la preparación de unas 300 porciones de locro”, apunta. Y aclara que en su negocio hacen logro varias veces durante el invierno, y no sólo para los feriados.

En El Maestro (Octavio Pinto 3077), la porción cuesta 100 pesos, y aseguran que las reservas se potencian a última hora. “Para el 1° vendimos 370 porciones, y para el 25 estamos preparando 300, siempre se vende un poco menos”, explicaron.

En el Hornito también cuesta 100 pesos una porción de rico locro. “Antes hacíamos reservas, pero al final se nos hacía más lío. Ahora vendemos directamente en el día”, precisó un vendedor.


En esta nota:

Argentina Curiosidades




Comentarios