La mujer había sufrido fractura expuesta en el brazo izquierdo y una quebradura en el derecho, así como también lesiones en el tórax.


Luego de lo que podría haber sido una tragedia, Jacqueline Márquez, de 53 años, continúa internada y recuperándose en terapia intensiva  del Sanatorio Privado de La Cañada. La mujer había perdido el control de su camioneta Ford EcoSport, en la que viajaba junto a sus hijos, y desbarrancado en el Camino de las Altas Cumbres. 

La mujer sufrió fractura expuesta en el brazo izquierdo y una quebradura en el derecho, así como también lesiones en el tórax. “Se encuentra lúcida pero no recuerda lo sucedido en el accidente”, sostuvo uno de los miembros del equipo médico.

A su vez Galo, el mayor de sus hijos, se llevó la peor parte. “Es el que está más complicado. El sábado entró a cirugía porque tenía un traumatismo de cráneo y le hicieron un drenaje. Le sacaron el respirador. Y está estable”, relató Yanina, su hermana mayor.

Párrafo aparte para Ivo, el pequeño de 9 años que logró abrir la puerta y escaló los casi 100 metros hasta la ruta, donde pidió ayuda a una pareja que pasaba por el lugar. El jovencito tenía un corte profundo y debieron hacerle cuatro puntos.

La familia es oriunda de Saldán. 





Comentarios