El goleador de Talleres está en la dulce espera y por eso hizo el particular festejo del gol 50. 


Fue la tarde perfecta. Y por eso lo dio a conocer públicamente. Por eso de los códigos del fútbol y los tradicionales festejos de los goles.

Pero Gonzalo Klusener, junto a su novia Sabrina, vive un gran momento familiar es que después de anotar su gol número 50 vistiendo la camiseta albiazul, su festejo emuló al mensaje clarito: están en la dulce espera.

Dentro de seis meses (ya llevan 14 semanas de gestación) nacerá el primer hijo de Klusener. Y el goleador hizo lo que el fútbol manda cuando aparecen este tipo de noticias. Mientras, Sabry, su novia lo festejó frente a la TV en esta Copa Argentina que quizás ya venga con un pan bajo el brazo. 

¡Felicidades goleador!




Comentarios