Por Verónica Suppo. Municipales de la Central de Control de Semáforo iniciaron la tercera semana de quita de colaboración. Funcionaron aseguraron que están en diálogo. 


Los empleados municipal de la Central de Control de Semáforo y Tránsito, que funciona en el subsuelo de la Plaza de la Intendencia, ratificaron que continuarán con la quita de colaboración por tercera semana, por lo que advirtieron que ante la falta de insumos y de personal se resintió la onda verde en más de 10 arterias claves de Córdoba.

El delegado de esta repartición, Moisés Haschisch, explicó a Día a Día que los trabajadores resolvieron esta semana sostener la medida ante el reclamo de mejoras en el subsuelo.

“Hay compañeros que se están enfermando por el estado del edificio, hay humedad, ratas, de todo”, se quejó el delegado. A este problema sumó la falta de técnicos y móviles para que cumplan tareas de sincronización de los semáforos.

Entre las avenidas más afectadas por la falta de onda verde, los empleados enumeraron la Juan B. Justo, Sabattini, Caraffa, Castro Barros, Chacabuco, Hipólito Yrigoyen, Vélez Sársfield, bulevar San Juan e Illia, además de arterias de Nueva Córdoba semaforizadas, como Rondeau e Ituzaingó.

También del Centro, como Duarte Quirós al 300. Los trabajadores reclaman contar con más personal los fines de semana para realizar las tareas de sincronización. Desde el municipio se aclaró que están en diálogo permanente con los trabajadores.




Comentarios