Por la pedrea, aumentó más del doble toda la verdura de hoja. No bajará varios meses.


El granizo del jueves pasado hizo estragos en el cinturón verde de Córdoba y ahora se traslada el problema a las verdulerías, con precios que en algunos casos se duplicaron. Y hay más: no sólo destrozó gran parte de la producción, elevando los precios, sino que al ocurrir a fines de otoño, hace peligrar el abastecimiento local por el resto del invierno.

En realidad, habrá verdura de hoja verde estos meses fríos, pero a precios muy superiores a los habituales porque vendrá de otros destinos que no se hayan visto afectados por las condiciones climáticas. El costo de la logística le agrega mucho al precio final.

“Un fenómeno como éste, con esta intensidad y a finales de mayo, es absolutamente impensado. Hace por lo menos 25 años que no ocurría”, dijo Juan Perlo, titular de la Asociación de Productores Frutihortícolas del Mercado de Abasto. “Estamos en la entrada del invierno, ya no se puede volver a sembrar. Ahora son días cortos y fríos y el cultivo no crece. Son tres meses”, agregó.

La fuerte tormenta dejó daños totales en unas 500 hectáreas ubicadas al noreste de la capital, lo que representa entre el 50 y el 60 por ciento del cinturón verde. Lo que más se vio perjudicado es el grupo de las llamadas verduras de hoja, como lechuga, acelga, remolacha, achicoria, rúcula y perejil. Todas se venden en el mercado y han comenzado una escalada de precios. Ley de la economía: igual demanda, menos oferta, el precio aumenta.

Las subas varían según la variedad y la calidad de la verdura, pero casi ninguna aumentó por abajo del 100 por ciento.

SUBSIDIOS. El Gobierno provincial anunció el otorgamiento de “aportes no reintegrables” para los productores más afectados. Son alrededor de 100 beneficiarios.

Mirá también: Hubo 138 denuncias por precios abusivos en las garrafas de gas

Mirá también: Por la crisis de Brasil, el dólar volvió a subir y alcanzó su récord histórico




Comentarios