La cámara de ferreterías y afines pide que se reactive de manera urgente la línea construcción. Las ventas en el sector están un 20% abajo.


Los corralones y ferreterías cordobesas no la vienen pasando bien, con una baja en las ventas que no cambia de tendencia y un 2017 que tarda demasiado en arrancar. Por eso es que tienen ahora todas las fichas puestas en que el Procrear Construcción les permita levantar cabeza. Ese es el plan “A”, y por lo visto no hay plan “B”, ni “C”, ni…

Así se lo reconoció a Día a Día Ricardo Morelli, presidente de la Cámara de Ferreterías y Corralones de Córdoba. “En mayo, nuestra actividad ya debería estar marchando a pie firme, pero la estamos viendo pasar. Todo viene muy tranquilo. Las ventas no repuntan y apenas si estamos subsistiendo”, aseguró Morelli.

“Lo único que nos puede salvar el año, es que el Procrear Construcción comience lo antes posible y la demanda de materiales se reactive”, señaló el titular de la cámara de agrupa a las ferreterías y corralones que viven de la construcción minorista. Si bien la obra pública ya comenzó a dar señales de vida, lo cierto es que ese mayor movimiento no impacta en los negocios del rubro medianos y pequeños.

“No es que la gente no tenga plata. En realidad no le sobra. Está todo el mundo preocupado por la situación, y esperando que bajen las cosas, cosa que en este país es muy difícil”, lamentó Morelli. El mayor parate en la actividad comercial ligada a la construcción se nota en los productos gruesos, como el cemento, el hierro y los áridos. “Todo eso está muy parado. Y si los precios no aumentan más, es porque las ventas vienen muy mal”, afirmó. Contra un año normal, la cámara del sector estima una baja en las ventas del orden del 20 por ciento.

La nueva edición del Procrear ya comenzó a movilizar el mercado inmobiliario a través de la línea Casa Propia, que ofrece préstamos hipotecarios pero sólo para la compra de unidades habitacionales ya construidas. La otra línea de créditos, destinados a la construcción sobre lote propio, viene demorada. En abril comenzaron las inscripciones para las familias interesadas, pero todavía no hay novedades sobre las adjudicaciones.

“Urgente, necesitamos que se reactive la línea de construcción del Procrear. Hay unos 5.000 negocios de nuestro rubro en Córdoba, entre chicos, medianos y grandes, esperando a que la construcción familiar se ponga en marcha”, reclamó Morelli.


En esta nota:

Viviendas Titulares


Comentarios