La fiscal Liliana Sánchez dictó ayer la prisión preventiva para los siete acusados por el asesinato del hincha de Belgrano en el Kempes.


Rubén Stiberman, el abogado querellante en la causa que investiga la muerte del hincha de Belgrano de Córdoba, Emanuel Balbo, consideró que la prisión preventiva dictada a los imputados, se ajusta a los “contundentes elementos de prueba encontrados en la causa” e insistió en que aún falta identificar a más responsables del hecho ocurrido en el estadio Mario Alberto Kempes.

“La fiscal Liliana Sánchez está llevando adelante una investigación muy seria. La prisión preventiva se ajusta a los contundentes elementos de prueba encontrados en la causa, pero aún resta identificar a más personas que participaron del hecho”, comentó Stiberman, quien representa a la familia de la víctima, el joven de 22 años que fue atacado el 15 de abril y falleció dos días más tarde en el hospital.

La resolución emitida por la fiscal Sánchez determinó la prisión preventiva por el delito de “homicidio agravado por la Ley de Espectáculos Deportivos” en contra de Oscar ‘Sapo’ Gómez (36) como instigador del hecho de violencia que luego derivó en la muerte de Balbo, quien fue arrojado desde una tribuna del estadio Kempes en ocasión del clásico entre Belgrano y Talleres, y falleció 24 horas más tarde, como consecuencia de las gravísimas lesiones sufridas.

En tanto fueron imputados en calidad de coautores Matías Oliva (20), Pablo Robledo (18) y Martín Vergara (20), mientras que en el caso de David Oliva Molina (42) fue considerado partícipe necesario.

Como participe secundario fue imputado Yamil Salas (22) y por el delito de hurto calamitoso Hugo Acevedo (40), identificado como el autor del robo de las zapatillas de Balbo mientras agonizaba en el piso del estadio Kempes. El abogado también manifestó esperanzado que a partir de los nuevos elementos que se incorporen en la causa se identifique a otros responsables.

“Hay elementos que ubican a Gómez acompañado por otras tres o cuatro personas, todavía no identificadas, cuando se dirige a agredir a Balbo”, comentó Stiberman.

Los hechos de violencia ocurrieron el 15 de abril último cuando, según surge de la causa, el “Sapo” Gómez señaló a Balbo como un hincha de Talleres ‘infiltrado’ en la tribuna de Belgrano, lo que generó la reacción violenta de algunos integrantes de la parcialidad “Pirata”, quienes lo golpearon una y otra vez, para luego arrojarlo desde más de tres metros de altura. B albo falleció dos días después a causa de las graves heridas recibidas durante la agresión.




Comentarios