En aquel entonces, policías se acuartelaron en reclamo de aumentos salariales y las calles de la ciudad quedaron liberadas, produciéndose saqueos, robos y destrozos.


Cincuenta y ocho policías serán juzgados por jurados populares desde el 29 de agosto por el acuartelamiento ocurrido en diciembre de 2013, en la ciudad de Córdoba , informaron fuentes judiciales. El debate oral será dirigido por la Cámara 12 del Crimen cordobés, integrada por los jueces Gustavo Reinaldi, María Gabriela Bella y Mario Capdevila, y se realizaría en el Salón de los Pasos Perdidos de Tribunales. Sin embargo, resta confirmar dónde se efectuarán las audiencias, tarea que deberá determinar la Unidad de Gestión de Audiencias (UGA) que depende del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

Es que a raíz de este “megajuicio” a 58 policías se necesitará un espacio amplio porque deberán sumarse los respectivos defensores, los representantes del Ministerio Público Fiscal y los jurados populares.

La Cámara 12 también solicitó un lugar especial para los periodistas acreditados, debido a la cobertura de prensa que tendrá este debate. En el juicio se debatirá acerca de los hechos de la madrugada del 3 de diciembre de 2013 cuando un centenar de policías se acuarteló en el comando de acción preventiva (CAP) en Barrio Cerveceros por un reclamo salarial. A estos efectivos se sumaron sus esposas que impedían la salida de los patrulleros y en el transcurso de ese día, el conflicto se fue agudizando ya que más efectivos se sumaron al reclamo en la capital y en las principales ciudades del interior cordobés. En horas del mediodía, ya eran más de dos mil los efectivos acuartelados que exigían entre otros reclamos un salario básico de 13.000 pesos.

Mientras tanto, el entonces gobernador José Manuel De la Sota se encontraba en Panamá y viajaba a Colombia a un encuentro regional de gobernadores.

Con la ciudad capital desprotegida y una virtual zona liberada para el vandalismo, en horas de la noche los saqueos y robos se multiplicaron en comercios de ropa, de electrodomésticos y supermercados de distintos barrios.

Luego de 35 horas de saqueos y destrozos, al mediodía del 4 de diciembre De la Sota anunció, después de cuatro reuniones, un acuerdo con los policías acuartelados y volvieron a patrullar las calles.


En esta nota:

Córdoba


Comentarios