También se declaró el asueto para la administración pública municipal durante dos días, por lo cual los servicios mantendrán las guardias de urgencia correspondientes a los días feriados.


El intendente de Río Cuarto, la segunda ciudad en importancia de la provincia de Córdoba, Juan Manuel Llamosas, decretó el duelo en la administración pública municipal durante tres días por la muerte del ex jefe comunal, el radical Miguel Ángel Abella, fallecido el viernes último.

Asimismo, se declaró el asueto para la administración pública municipal durante dos días, por lo cual los servicios mantendrán las guardias de urgencia correspondientes a los días feriados.

Llamosas, justicialista de Unión por Córdoba, dijo sentir “mucha tristeza por la muerte de un amigo y el pueblo de Río Cuarto pierde a una gran persona y a un gran dirigente”, al tiempo que transmitió sus condolencias a sus familiares, amigos, seres queridos y a la Unión Cívica Radical.

“Chicharra” Abella fue el primer intendente de Río Cuarto desde que se reinstauró la democracia en 1983, cuando fue consagrado como presidente Raúl Alfonsín, y falleció a la edad de 72 años, tras padecer una enfermedad terminal que lo afectaba desde hace más de dos años y por la que se encontraba internado en una clínica local.

Tanto sus correligionarios de la UCR, como dirigentes justicialistas, destacaron sus aptitudes personales y políticas, reflejadas en expresiones como las de los diputados nacionales Ricardo Alfonsín, que destacó su condición de “radical de ley, político de raza”, y Mario Negri, quien recordó su amistad; como también el ministro de Comunicaciones de la Nación, Oscar Aguad, que lo resaltó como “decente y austero”.

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, también se pronunció a través de su cuenta en Twitter, asegurando que Abella fue “un hombre de la democracia”.

“Todos, y en especial los vecinos de Río Cuarto, lo recordamos por su militancia, su hombría de bien y voluntad permanente de diálogo”, resaltó el mandatario al presentar sus condolencias a la familia y a la Unión Cívica Radical.


En esta nota:

Río Cuarto


Comentarios