En febrero de 2017 fue golpeada con un palo en la cabeza en El Tropezón, durante un asalto. Dos de los acusados son menores. 


Fue uno de los crímenes más resonantes en los últimos años en Córdoba.

En febrero de 2017, la policía Gabriela Michael fue asesinada de un golpe con un palo en la cabeza por parte de delincuentes que la abordaron en El Tropezón, en el oeste de la ciudad.

Michael fue trasladada al Policlínico Policial, donde murió alrededor de las 6.10 cuando era asistida.

La joven mujer, de 31 años y madre de una beba, había ingresado dos años antes a la fuerza de seguridad y se encontraba asignada a la Departamental Punilla.

Esa madrugada regresaba en motocicleta a su casa, tras participar de un operativo. En El Tropezón fue abordada por al menos cuatro delincuentes que, para robarle el vehículo y sus pertenencias, le pegaron con un palo en la cabeza.

Cuatro de los acusados serán juzgados desde este lunes en la Cámara 12 del Crimen, por “homicidio en ocasión de robo”.

Lo particular es que dos de los imputados (entre ellos, el supuesto autor del golpe letal con el palo) son menores de edad, consignó Mitre Córdoba.

El sindicado autor del golpe con el palo tiene 16 años y antecedentes.

(Twitter gentileza Mariano Nievas de Mitre Córdoba)





Comentarios