Se trata del operativo de la Policía que se organiza en cada acto eleccionario y que en esta oportunidad se llamó Padrón Rojo.


Pese a que se sabe de antemano que va a pasar, parece ser que a muchos delincuentes les importa demasiado el “deber cívico” por encima de su situación judicial.

La Policía informó que puso en marcha otra vez, este domingo de elecciones, el denominado operativo “Padrón Rojo”, destinado a capturar a los que están prófugos de la Justicia por la comisión de distintos delitos.

Desde días antes, un grupo de investigadores policiales analiza el “otro” padrón. Ordena los nombres y DNI de los prófugos y analiza los lugares en los que tienen que ir a votar.

Con estos datos, de manera camuflada, plantan varios agentes de civil en las adyacencias de esas escuelas y allí aparecen los delincuentes, aunque parezca increíble.

Este domingo, la Dirección General de Investigaciones Criminales de la Policía de Córdoba infomró que hubo 16 detenidos “quienes se encontraban prófugas de la Justicia y registraban pedido de captura por distintos delitos, solicitados por diferentes unidades judiciales”.






Comentarios