Además, secuestraron teléfonos celulares. Quieren evitar posibles enfrentamientos entre los internos. 


Con la aplicación de una nueva metodología de trabajo, el comisario a cargo de la Alcaidía, Lucas Cocha ordenó requisas sorpresivas y los resultados fueron más que satisfactorios en función de la necesidad de evitar enfrentamientos entre los internos. Ayer se secuestraron 12 facas y algunos teléfonos celulares.

Fue para evitar enfrentamientos entre los internos.
(Imagen Ilustrativa)

Aunque no se brindó el detalle respecto a los pabellones donde se encontró mayor cantidad de elementos no permitidos, se indicó que las facas aparecieron en el pabellón donde permanecen “los hermanos Nieves” conocidos por un frondoso prontuario de ataques contra la propiedad pero también homicidio.





Comentarios