Alicia Blanc cumplió su más preciado sueño, conocer el cilindro de Avellaneda junto a sus nietos. En la actualidad, además de una apasionada por su club, es la madrina honoraria de la Filial Patagonia Sur-Comodoro de Racing.


Alicia Blanc tiene 88 años pero queda claro que su edad es sólo un número. Tan vital como se la ve; se siente y se describe -entre risas- “como una piba todavía”. Toda la vida hincha de racing y miembro activo de la Filial Patagonia Sur-Comodoro de Racing.

Una apasionada por Racing Club.

En una entrevista que le realizó el periodista Saúl Gherscovici de Comodoro Rivadavia el pasado miércoles, la abuela había comentado: “en el tiempo de antes no había las facilidades que hay ahora y cuando iba a Buenos Aires iba con mi marido a hacer compras y algunas otras cosas pero nunca fuimos a la cancha porque no le gustaba ir. Él era de Boca pero tampoco le importaba mucho el fútbol, así que pasaron los años y nunca conocí la cancha”.

Su gran ilusión, hoy es un hecho. Este jueves conoció el cilindro de Avellaneda junto a sus nietos, una cuenta pendiente que tenía hace tiempo. La abuela comodorense fue recibida por las autoridades del club, entre ellas el responsable de Filiales, Roberto Mazlat, que se puso a disposición de Alicia y su familia para que conozca la parte más hermosa del estadio, que es el campo de juego.

La abuela comodorense conoció el cilindro junto a sus nietos

Por último, la abuela comodorense para sumar más emociones a este viaje soñado, confirmó que estará presente el próximo domingo viendo a la “Academia” y pidió “tres goles” para que se lo dediquen a ella.

Este domingo irá por primera vez a un partido del club de sus amores.






Comentarios