Cintia Segundo recibió el reconocimiento el martes último, en Buenos Aires, en el Ministerio de Educación de la Nación, donde se distinguió a docentes de todo el país.


En la región precordillerana, es maestra de Nivel Inicial y realiza itinerancia para llevar el servicio educativo a la población dispersa. Loriana salta feliz cuando del otro lado de la tranquera de su casa, en Colonia Cushamen, ve a su señorita Cintia llegar. Son las 9.30 de un jueves de septiembre y hace rato que se despertó para esperarla. “Ella sabe el día que viene su maestra y se prepara porque lo disfruta mucho. Tiene cinco años y desde los tres que hace el jardín con esta modalidad”, dice Romina, su mamá.

Cintia Segundo es docente de Nivel Inicial.

Cintia Segundo es docente de Nivel Inicial. Vive en El Maitén, pero de lunes a viernes reside en la Escuela N° 69 de Colonia Cushamen, donde desde hace cuatro años es maestra itinerante, una modalidad que funciona en el ámbito de la ruralidad para atender la matrícula dispersa con el objetivo de asegurar la asistencia educativa.

Recibió la distinción como “Maestra iluste” de la provincia

Cuarenta y ocho horas antes de llegar a la casa de Loriana, Cintia se subió por primera vez a un avión para llegar hasta Buenos Aires y recibir, de manos del ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro y de la subsecretaria de Educación del Chubut, Alejandra Von Poeppel, la distinción como “Maestra iluste” de la provincia. El 11 de septiembre, en el Palacio Sarmiento, docentes de toda la Argentina fueron reconocidos por su tarea diaria.

Vive en El Maitén, pero de lunes a viernes reside en la Escuela N° 69 de Colonia Cushamen

En los fundamentos para su elección, se subraya que Cintia “se destaca por su capacidad y compromiso social, hecho que se traduce en la implementación de las diversas estrategias que implementa para hacer efectiva la inclusión educativa, con propuestas pedagógicas creativas, innovadoras y variadas”.

La distinción llena de orgullo a toda la provincia.

“Ser elegida para recibir en nombre de Chubut el reconocimiento de ´Maestra ilustre´ es un honor, un incentivo para seguir dando lo mejor en mi tarea. Represento a muchos docentes de la provincia que día tras día llegan a las aulas con compromiso, vocación y pasión”, dijo agradecida y nombró a sus compañeros de la escuela y a los supervisores “porque nos guían en nuestra tarea ayudándonos a crecer”.




Comentarios