Pedro Rolando Nieva sostiene que no hay suficientes pruebas para acusar a su hijo de ser el autor material del hecho.


A casi seis meses de la muerte del locutor Agústín Nicolás Lagoria Luna en circunstancias sospechosas el caso sigue sin resolverse. Vale recordar, que la víctima estaba junto a un grupo de amigos en un departamento en construcción, cuando cayó cerca de tres metros, se golpeó la cabeza y falleció.

El único imputado es Pedro Gonzalo Nieva, que es representado por su padre, Pedro Rolando Nieva, que sostiene que es inocente. “Yo como padre y toda mi familia, no estamos de acuerdo con la condena social que se ha venido manifestando todos estos meses en contra de mi hijo, sindicándolo ya como si hubiesen actuado como jueces o fiscales, y caratulándolo de asesino, como si él hubiese sido el autor materialmente responsable del lamentable hecho de la muerte de este chico Lagoria. Eso de ninguna manera lo voy a tolerar”, comentó.

“Conozco a mi hijo, y en base a los elementos que se encuentran en la causa, no hay suficientes elementos probatorios ni mucho menos contundentes para que endilguen la responsabilidad absoluta de mi hijo, sindicándolo como autor material del hecho”, agregó.

Luego, el letrado pidió que se deje trabajar a la Justicia para esclarecer el hecho. “Hay que darle tiempo a las autoridades judiciales para que, a través del personal, investiguen para la dilucidación y esclarecimiento de la verdad de este lamentable hecho que sacudió a la comunidad santamariana”, cerró en diálogo con El Liberal






Comentarios