Ocurrió este martes en la capital de Santiago del Estero. El hecho causó indignación por parte de los vecinos.


La semana pasada, en Buenos Aires, una menor murió asfixiada cuando su padre se la olvidó adentro del auto. La bebé murió de una hipotermia por el calor y la falta de oxígeno en el interior del vehículo. 

Este martes, en la calle 24 de Septiembre de la ciudad capital, ocurrió un hecho similar. Unas pequeñas se encontraban llorando en el auto, lo que alertó a las autoridades policiales que estaban solas y encerradas. 

Según se conoció, el hombre recibió reproches por parte de los transeúntes a quienes contestó que “solo había ido al banco” y que “nadie tiene porqué meterse”.






Comentarios