El hallazgo se dio en la escuela Escuela Secundaria N° 25, que se ubica en Tatón, a 45 kilómetros de Fiambalá.


La desagradable sorpresa que se llevaron un grupo de jóvenes alumnos cuando en el inodoro encontraron flotando un feto de aproximadamente 13 o 14 semanas, hizo que queden duros. 

Esto ocurrió en la escuela Secundaria N° 25, de Tatón, ubicada a 45 kilómetros de la ciudad de Fiambalá. Tras superar el shock inicial, los alumnos decidieron avisarle a un docente, que a su vez se comnicó con la Comisaría y el hospital para dar parte de lo sucedido.

De inmediato intervino la Fiscalía de la Quinta Circunscripción Judicial, que ordenó que el cuerpo sea traslado hasta la morgue del Hospital de Fiambalá, dónde se le realizó la correspondiente autopsia.

Por lo que se desprende de las primeras averiguaciones, el feto habría sido arrojado hace un tiempo y  ahora la fiscal Silvia Álvarez ordenó que el hospital zonal le entregue as planillas del censo de embarazos y detalles sobre las atenciones brindadas en la guardia y el área de obstetricia, informó El Ancasti






Comentarios