También apuntó a los medios de comunicación "que se han explayado injusta y erróneamente". Aclaró cómo fue el accidente.


Finalmente el comisario mayor, Rodolfo González, quien en su momento estaba a cargo de la Dirección de Control de Conducta Policial de la Provincia de Córdoba (Asuntos Internos) y ahora fue pasado a retiro, habló con la prensa este jueves y aseguró que iniciará acciones legales contra el fiscal de Carlos Paz, Gustavo Marchetti, y los medios de comunicación.

Es que el agente quedó involucrado a principios de mes en un confuso episodio. Aparentemente chocó en estado de ebriedad cuando se trasladaba en un móvil policial no identificable –vehículo oficial que se le provee a la fuerza-. Las primeras informaciones indicaban que el impacto fue contra un vehículo que se encontraba frenado en el semáforo.

Justamente este jueves, el comisario habló con el medio Mi Valle y en esa entrevista confesó que iniciaría acciones legales. “Voy a instar acciones judiciales contra el Fiscal y en contra de todos los medios que hasta ahora nunca buscaron otra voz. Jamás llamaron a mi abogado o a mí, y solo se encargaron de publicar mentiras sin chequear absolutamente nada“, declaró.

Cuando se lo consultó sobre su presente, el ahora ex uniformado, indicó: “Mi situación es estar retirado de la Fuerza, obviamente de manera injusta, tratando de comenzar una nueva vida”.

Sobre el accidente aclaró: “yo nunca me fugué, no estaba borracho, no tuve halitosis alcohólica y se entregó el procedimiento con más detalles de los que se debería haber tenido. Fue un choque simple y ese vehículo estaba a cargo mío de forma personal. Esto lo dice la Justicia. Cuando yo no estaba en el país llevaron a declarar al menor que conducía el otro vehículo, que transitaba sin carné de conducir, sin seguro y con un vehículo que por supuesto no estaba a su nombre”.​

Y agregó: “Yo me bajé del vehículo, propuse asistencia médica, el la negó al igual que la novia que estaba con él. Llamé al 101 para que verifique lo que había pasado. El Fiscal que me detuvo le preguntó específicamente si yo estaba borracho y el menor declaró que no, la novia declaró que no y tres familiares de la novia también declararon que no. Le preguntaron también si tenía halitosis alcohólica y también contestaron que no”.​

“​El Fiscal me detuvo de manera totalmente arbitraria, porque no se cumplieron ninguno de todos los presupuestos jurídicos procesales para detener a una persona. En primer lugar, el supuesto delito por él que él me imputa es excarcelable”, argumentó.





Comentarios