En las últimas horas trascendió el audio de la entrevista al defensor del pueblo. Allí, el funcionario no acusó ni a hoteles ni restaurantes de estafar a los visitantes. Sólo se limitó a explicar lo que son las publicidades engañosas.


Luego de la polémica llegó la verdad. Las supuestas denuncias del cobro de “extras” a turistas en Carlos Paz que habría realizado el Defensor del Pueblo de la ciudad, Daniel Mowszet, finalmente no fueron tales.

Es que ahora trascendió el audio original de la entrevista. Y allí queda claro que Daniel Mowszet en ningún momento acusó a hoteles y restaurantes de la villa por estafas a turistas.

Al ser consultado por el periodista sobre las supuestas denuncias del cobro por el uso del aire acondicionado en algunos hoteles, el Defensor del Pueblo señaló: “El propietario (hotelero) está en derecho de cobrar el aire acondicionado, pero se lo tiene que advertir al turista. Eso es elemental. Y el cliente está en su derecho de aceptarlo o no”, dijo. Entonces agregó: “Lo que no puede hacer el hotelero es cobrarle su uso si antes no le avisa”.

En este sentido, Mowszet amplió: “Cuando el cliente ingresa al hotel, se le debe advertir verbalmente, porque un letrero no disculpa nada. Incluso, lo ideal es colocarlo en el contrato o en el ticket donde se le advierte el cobro del aire acondicionado”.

Luego, la entrevista derivó en la publicidad engañosa que muchas veces se hace en Internet. En este caso, el funcionario explicó: “Cuando se publicita por Internet se tiene que advertir que el aire acondicionado no está incluido y especificar claramente lo que se va a cobrar por ese concepto”.

En otro momento del reportaje, el periodista también le explica que hubo denuncias con respecto a otras publicidades engañosas y le pone el ejemplo de una familia que pagó 300 pesos por un plato de pastas en un restaurante, cuando la publicidad decía 200.

Textualmente, el defensor contestó: “La publicidad en el exterior del local decía 200 pesos el plato de pastas. Cuando la familia va a abonar, tiene un recargo de un 50% y abona 300 pesos. Esos 100 pesos son un recargo en concepto de salsa. Lo vemos mal, totalmente ilegal y hay una clara violación a la Ley de Defensa al Consumidor en relación a una publicidad engañosa. Lo que se debe advertir en esa publicidad es el costo de la salsa”.






Comentarios