La medida fue dispuesta debido a la incertidumbre en el avance de paritarias para el incremento de sueldos.


Este viernes, la ciudad despertó con una medida de fuerza dispuesta por los trabajadores del servicio de Transporte Urbano e Interurbano de Pasajeros, debido a la incertidumbre en cuanto al avance de paritarias previstas para estipular el incremento correspondiente de sueldos.

Por el momento, se encuentran bajo una “conciliación obligatoria” que culminaría en pocos días, pero que de acuerdo a la palabra de los propios empleados, aún no han recibido novedades satisfactorias, basadas en una propuesta firme de parte del patronal.

Y en cuanto al bono de fin de año de unos $5.000 solicitado por los trabajadores, hasta el momento, tampoco se habría hecho mención de que fuera a suceder.

Ante esta situación, la asamblea se levantó y finalmente vuelve la normalidad del servicio en la ciudad y en las localidades de la Provincia de Córdoba.




Comentarios