"Me pidieron el número de teléfono y nunca vinieron a sacarlo", así lo aseguró el cuidador del campo en donde comenzaron las llamas en La Cumbre.


Terrible y dramática fue la situación que vivieron las sierras de Córdoba durante diez días consecutivos debido una seguidilla de incendios forestales de diversas magnitudes, culminando este jueves con un solo foco en una zona de pinares en Copina, en donde los bomberos continuaron con su labor pero ya con un panorama más esperanzador y con condiciones climáticas más favorables.

Lo cierto es que el incendio que inició en La Cumbre, en un campo llamado “El Machito”, fue ocasionado por la caída de un pino que impactó contra un poste del tendido eléctrico de EPEC, lo que finalmente derivó en llamas imparables que devoraron más de 1800 hectáreas.

Pero parece que ese semejante siniestro podría haberse evitado ya que de acuerdo a lo que aseguró Juan López, el propio cuidador del campo a un canal de esa ciudad, la situación la había denunciado hacía unos tres meses ante la Empresa Provincial de Energía de Córdoba.

“Denuncié, me pidieron el número de teléfono y nunca vinieron a sacarlo”, confirmó el trabajador al Canal 11 de La Cumbre. Y continuó diciendo: “Eso se pudo haber evitado y es responsabilidad de EPEC”, sentenció López.




Comentarios