Así lo prevé el Servicio Meteorológico Nacional para toda la zona céntrica del país.


Para este fin de semana, el pronóstico del tiempo anticipa que el alivio finalmente llegará a las sierras, en especial, en los lugares mayormente dañados y en donde el fuego no dio tregua durante los últimos diez días.

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional, las precipitaciones con tormentas aisladas llegarían hacia la noche del sábado 5 de octubre, con una temperatura máxima que oscilará los 18 grados y con vientos que comenzarán a soplar desde el sector sur, trayendo el alivio que tantos pueblos necesitan, sobre todo, los sectores más afectados por el fuego.

Lugares como La Cumbre, Villa Giardino, Mina Clavero, Los Cocos, Las Palmas, Santa María de Punilla y una zona de pinares en Copina, fueron los sitios en donde las llamas arrasaron con más de 10 mil hectáreas, por lo que se espera que con la caída de las próximas lluvias, finalmente se enfríen las superficies afectadas.

Y así, den un merecido descanso a bomberos voluntarios, personal de Defensa Civil, efectivos policiales y servicios de emergencias, que trabajaron a destajo tras una seguidilla dramática de incendios de diversas magnitudes, mayormente, en las zonas serranas del Valle de Punilla.

Los chaparrones volverían recién el día martes, con un leve ascenso de la temperatura y con mayor presencia de sol durante la tarde.




Comentarios