Así lo anticipa el Servicio Meteorológico Nacional. Un alivio más que deseado en los últimos días.


Jornadas de mucho calor y ambiente seco se viven en estos últimos días de septiembre, condiciones climáticas que contribuyeron a la rápida propagación de diferentes incendios forestales desatados en diversas localidades, siendo el de La Cumbre y Villa Giardino, los de mayor magnitud hasta el momento.

Cientos de bomberos voluntarios, personal de Defensa Civil, efectivos policiales y servicios de emergencias, prestan sus servicios trabajando a destajo contra cada uno de los siniestros que ponen en peligro el paisaje serrano con toda su flora y fauna, y atenta contra viviendas y familias enteras que corren en busca de refugio ante el temor de un fuego que no da tregua.

La Cumbre, Villa Giardino, Mina Clavero, Salsacate y Los Cocos, son las últimas localidades en donde el fuego se desplegó con fuerza, arrasando con lo que tenía a su paso y con cientos de efectivos intentando que las llamas no alcanzaran a las viviendas cercanas.

Pero parece que la lluvia finalmente llega de la mano del mes de octubre, es que durante la madrugada de este martes, el Servicio Meteorológico Nacional anticipa que se esperan lluvias aisladas en Carlos Paz y en zonas serranas, trayendo un incipiente alivio a toda una comunidad que espera con ansias su venida.

Además, el pronóstico prevé vientos que soplarán desde el sector sur, lo que conllevará un marcado descenso de la temperatura, con mínimas de unos 5°C y con máximas que durante esta semana, no superarán los 17°C.

Cada uno de estos factores climáticos, favorecerán el enfriamiento que todos los sectores afectados por el fuego necesitan, al menos, para que los focos no se reactiven.




Comentarios