El proyecto fue presentado por el concejal Gustavo Molina de Frente Capaz y apunta a que sea aplicado en el transcurso de seis meses.


Un nuevo proyecto fue presentado ante el Concejo de Representantes por parte del concejal de Frente Capaz, Gustavo Molina.

La iniciativa consiste en colocar cambiadores para bebés en diversos espacios públicos y privados con acceso al público en general, un servicio que resulta más que convenientes para muchos clientes, lugareños y visitantes que asisten a diferentes espacios de esta ciudad.

“Agiornarnos a las demandas de estos tiempos que corren, en donde familias cada vez frecuentan más, tanto bares, restaurantes u hoteles. Y necesitan cambiar los niños y que eso esté disponible”, expresó el concejal Gustavo Molina del partido Frente Capaz.

A lo que agregó que “estaría bueno que como ciudad turística, esté disponible para todas las familias”.

Si bien en algunos negocios como restaurantes o locales de comidas rápidas, tienen instalados cambiadores, lo cierto es que en la mayoría de los lugares tanto públicos como así también privados, no los tienen incorporados como parte de un servicio que resulta prioritario para muchos adultos que frecuentan con niños pequeños o recién nacidos.

La idea del concejal apunta a la “obligatoriedad” e incluso, con una “transición de seis meses”, ya que existen cambiadores rebatibles los cuales no necesitan de una mayor estructura o inversión para ser adaptados.




Comentarios