Con sólo 13 años y junto a otros dos menores, fueron acusados de haber torturado y matado a golpes en la misma localidad.


Uno de los tres presuntos autores del doble homicidio perpetrado en la localidad de Bialet Massé, capturados y detenidos por la Policía bajo la orden de la Fiscalía de Cosquín este jueves 15 de agosto, sería el mismo joven quien en el año 2014, junto a otros dos chicos, fueron acusados de torturar y asesinar a golpes a una pareja de jubilados domiciliados en la misma localidad.

Las coincidencias del caso alteran a toda la comunidad vecina, ya que se trataría de un adolescente que hoy no supera los 18 años de edad y que por entonces, tenía tan sólo 13.

Lo cierto es que de acuerdo a datos proporcionados por el Diario Bialet Massé, se estaría ante la presencia del mismo chico que tiempo atrás, torturó salvajemente a dos adultos mayores con el fin de robarles y que no fuera delatado.

El caso conmocionó a Bialet Massé, cuando Isidro Peludero (78) y su pareja Mafalda Castro (76), fueron sorprendidos por los tres chicos mientras dormían, quienes ingresaron en la casa ubicada en calle 9 de Julio al 400 por la claraboya del baño.

Una vez adentro, los delincuentes tomaron un machete, un estilete y un palo, y los sometieron a una dura golpiza con el fin de que les indicaran en donde guardaban sus ahorros.

Finalmente, los tres menores de edad, los remataron a golpes para evitar que los reconocieran y delataran.

Hoy, más de 5 años después, uno de esos tres delincuentes, sería uno de los autores materiales del reciente crimen de Walter y Edhit, el matrimonio que fue hallado el pasado 7 de agosto en la galería de su propia casa con heridas de arma de fuego en sus cuerpos.

Quien junto a otros dos sujetos mayores de edad, están “imputados por el homicidio reiterado calificado por el uso de arma de fuego en calidad de coautores”, destaca la flamante Fiscal de Cosquín a cargo del caso, Paula Kelm.

Quien además agregó, que desde ese mismo día del fatal hallazgo, se realizaron diferentes procedimientos en procura de pruebas que habrían fortalecido a la acusación y que arrojarían mayor luz a lo que sucedió ese fatídico 7 de agosto.

Los tres imputados aún no han ejercido su derecho de defensa aunque “tendrían antecedentes penales”, destacó la Fiscal.

Hasta el momento, una de las principales hipótesis indicaría que el móvil que llevó al reciente doble asesinato, sería una importante suma de dinero que la pareja habría cobrado hacía poco tiempo.





Comentarios