Se trata de un hombre de 41 años que merodeaba domicilios de esa localidad en actitud sospechosa y fue denunciado por los vecinos.


La noche de este jueves no fue una usual, ya que ciertos vecinos de la localidad de Cosquín se vieron afectados por la presencia de un merodeador con actitudes sospechosas, y que tras alertar a la Policía, se constató que sobre el hombre pesaba una serie de pedidos por supuestos delitos cometidos.

El hecho ocurrió cerca de las 22 horas de este jueves 11 de julio, cuando diferentes vecinos del barrio Alto de Cementerio llamaron alarmados al 101 y denunciaron la presencia sospechosa de una persona merodeando sobre la calle Charrúa.

De inmediato y al llegar al lugar, los efectivos controlaron al hombre y tras chequear sus datos personales con la Central de Comunicaciones, se dieron con la sorpresa que sobre él pesaba una serie de pedidos de captura, por “Lesiones Calificados, Amenazas Calificadas, Daño y Desobediencia a la Autoridad”.

Finalmente, procedieron a la aprehensión del sujeto, un hombre de 41 años de edad, quedando a disposición del Magistrado Interviniente.






Comentarios