Fue un final de película que debió definirse con la foto sobre la línea de llegada, y que favoreció a la carlospacense en perjuicio de la paulista y ex campeona iberoamericana.


La carlospacense María Victoria Woodward se impuso en la final del Desafío de la Confederación Brasileña de Atletismo disputada en Sao Pablo, con una marca de 11s66, igual registro que había conseguido Franciela Das Gracas Krasucki, olímpica en Río de Janeiro 2016, ex campeona iberoamericana y una de las seis sudamericanas que han logrado bajar los 11s14 en la historia del atletismo.

Así las cosas, el photo-finish le dio la victoria a “Vicky” por una diferencia de 75 cienmilésimas de segundo, en las tierras de Krasucki, oriunda del municipio paulista de Valinhos.

Ese espectacular final no solo mostró la terrible paridad entre la líder y su escolta, sino también una exigua diferencia de 0s01085 con respecto a la tercera, Bruna Jessica Oliveira Farias, quien había vencido a Woodward en sus dos enfrentamientos en los Grand Prix Sudamericanos en Concepción del Uruguay a fines de marzo, y por 0s01093 a Anny Caroline De Bassi, cuarta en el escalafón de la cita.

Un poco más atrás en el clasificador del reloj, aunque también en el pelotón de punta, quedó otra representante olímpica: Ana Claudia Lemos Silva, presente en Londres 2012 y la tercera mejor sudamericana de toda la historia (marca personal de 11s01), culminó quinta con 11s78.

Vale recordar que la velocista carlospacense ostenta el récord argentino de 100m con 11s40, y que este año su mejor marca había sido de 11s63.

Esta victoria tiene además el valor agregado de que estaban participando cuatro de las nueve mejores velocistas de la temporada de Brasil, una de las potencias sudamericanas que ostenta 18 atletas por debajo de los 12 segundos en los 100 metros femenino en este 2019.





Comentarios