Fue atendido en la guardia del Hospital Municipal por una supuesta picazón en los ojos sin percatarse que el diagnóstico era otro. Y al parecer, no sería el único caso.


Jeremías Gael Zárate tiene solo 2 años y su mamá Leila denuncia por las redes sociales lo que le tocó padecer con su pequeño hijo desde el pasado 23 de abril, cuando se acercó a la guardia del Hospital Municipal Gumersindo Sayago de Villa Carlos Paz y fue atendido por una médica de turno quien le recetó Ibuprofeno y Betametasona por una posible picazón, que a su criterio, habría tenido el pequeño.

Los síntomas eran extraños, su madre cuenta que se le hinchaban mucho los ojos, le dolía la panza y con fiebre alta, es por eso que lo vuelve a llevar al mismo nosocomio donde finalmente son recibidos por un médico quien le efectuó de inmediato una serie de análisis al menor, derivando en su traslado e internación inmediata.

“Yo confiada en que según la doctora le había picado un bicho, me voy a mi casa, pero el miércoles volvió a tener los ojitos hinchados pero durante el día se le deshinchaban. Así fue hasta el día domingo que se empezó a hinchar más, la panza, las manos y las piernas. Lo llevo nuevamente al Hospital, lo atendió un médico que le hizo una serie de análisis y radiografías me dijo que tenía que quedar internado y luego lo iban a trasladar”, cuenta su mamá Leila Zamudio a VíaCarlosPaz.

La medicación que la profesional le recetó a Jeremías (23/4/2019).

Y continúa diciendo: “Yo le comento el diagnóstico de la doctora que me había atendido y me miró como diciendo que ‘estuvo muy mal lo que había hecho’. Y agrega: “La doctora se llama Nancy Cáceres, que si ella lo hubiera detectado antes no tendría nada de esto el bebé”, se lamenta.

Jeremías fue trasladado al Hospital de Niños de la ciudad de Córdoba en donde le diagnosticaron Síndrome Nefrótico, “es una enfermedad que viene de los riñones y por eso se le llena el cuerpo de líquido y eso entró a sus pulmones. Primero estuvo en sala común, luego lo pasaron a terapia intermedia y lo operaron porque la enfermedad generó peritonitis primaria y lo punzaron para sacarle el líquido del pulmón”.

Ésta, es una enfermedad que además causa taquicardia, provocando baja presión arterial y fiebre alta, por lo que necesita ser asistido con todos los recursos posibles y de manera inmediata, algo que en el Hospital de Niños sí le pudieron brindar. Y que si tal vez, lo hubieran detectado a tiempo en el Hospital Municipal, el avance de la enfermedad no hubiese llegado a mayores.

Pero todo no concluye ahí, mientras Leila se encuentra acompañando a su pequeño en terapia intermedia, alimentado con sonda y atendido por profesionales de manera constante, se encontró con otros dos casos de similares características y también derivados de Carlos Paz.

Es el caso de una beba de solo 4 meses de vida que también en el Sayago le habrían diagnosticado un resfrío y hoy se encuentra internada en el mismo nosocomio de Córdoba pero con neumonía. “Un papá me contó que le dijeron que la nena tenía un resfrío, resulta que la nena tenía neumonía. Y después hay otra chica, también de Carlos Paz que fue y le dijeron que no tenía nada pero resulta que el bebé tiene principio de neumonía y también lo dejaron internado”, detalla consternada.

Hoy, Jeremías continúa en terapia intermedia en el Hospital de Niños.,

Leila hizo su descargo a través de su cuenta de Facebook y al parecer, muchos son los casos que fueron surgiendo a raíz de lo ocurrido, con experiencias incluso hasta similares. Hechos que consternan a la comunidad y que pone en duda el criterio de ciertos profesionales de la salud a la hora de diagnosticar.

Hoy el bebé se mantiene estable, aún en terapia intermedia pero tratando de salir adelante con la ayuda de los profesionales y de su familia que lo acompaña. Aunque su mamá no descarta la posibilidad de hacer la denuncia formal correspondiente en el transcurso de los próximos días.






Comentarios