Ocurrió en un kiosco de Merlo. El pequeño quería sacar un osito y quedó atrapado en el cubículo.


Una sorprendente situación se vivió en un kiosco de la localidad bonaerense de Merlo, donde un nene de 5 años, obsesionado con el peluche que estaba dentro de una máquina, decidió meterse para sacarlo con sus propias manos.

Joaquín se encontraba acompañando a su abuela, que ingresó en el comercio para cargar su tarjeta SUBE. En las imágenes de la cámara de seguridad se ve al nene algo inquieto, caminando alrededor de la máquina. De repente, el niño desaparece, y su abuela lo encuentra entre los peluches.

(Foto: captura de video)

Inmediatamente, el dueño del kiosco con la ayuda de algunas personas presentes abrió la máquina por la parte de arriba para intentar sacar al pequeño. “El nene no quería darme las manos porque en una tenía el peluche”, contó Maxi, propietario del comercio.

El joven reveló que lo ocurrido le causó gran sorpresa, ya que el hueco por el que el nene ingresó a la máquina no es de gran tamaño. “Me quedé anonadado, nunca había visto algo así. El único orificio que tiene la máquina es ese, no hay otro. Es increíble“, relató.

Finalmente, Joaquín fue sacado del cubículo sano y salvo, y logró su objetivo: “Le dije que le iba a dar el oso y se tranquilizó”, contó Maxi, quien confirmó que el nene se llevó su tan ansiado juguete.






Comentarios