Lucía Morel había denunciado a su marido y le había relatado a los familiares de la paciente con la que compartía habitación que sufría ataques.


La mujer que murió durante una discusión con su marido dentro de una clínica en la que estaba internada por una enfermedad en la localidad bonaerense de Maquinista Savio había contado que sufría violencia de género.

La víctima, de 64 años, había hecho una denuncia y le había relatado a los familiares de la paciente con la que compartía habitación que su marido la atacaba.

Según reveló la autopsia, la mujer falleció a raíz de un infarto, aunque el hombre detenido será indagado este martes por femicidio, ya que para los investigadores su pareja sufría violencia de género.

Fuentes judiciales indicaron que Lucía Morel murió como consecuencia de un paro cardiorespiratorio no traumático, de acuerdo al informe preliminar, aunque el fiscal de la causa, Christian Fabio, aguardará el resultado final de la autopsia para establecer fehacientemente los motivos del deceso.

No obstante, para el representante del Ministerio Público, se trató de un “homicidio agravado en contexto de violencia de género” y, por tal motivo, el esposo de la víctima será indagado por ese delito, que prevé la máxima pena.

Es que en el momento del hecho hubo dos mujeres que vieron la situación y que contaron que hubo una discusión. Las testigos son dos mujeres que cuidaban a su madre desde el viernes en la misma habitación en la que estaba Morel.

Según su testimonio, ellas vieron el “maltrato” por parte del acusado hacia la mujer que golpeó su cabeza contra una pared en el marco de una discusión.

Las mujeres avisaron a enfermería pero Morel ya había fallecido pese a las tareas de reanimación.






Comentarios