Se trata de un empresario que aprovechaba la situación de marginalidad de la mujer.


Un hombre de 50 años fue detenido en la localidad bonaerense de San Andrés de Giles, acusado de abusar sexualmente de una nena de seis años y de otros menores. Según fuentes policiales, el empresario se aprovechaba de la situación de marginalidad y de la adicción de una mujer para violar a su hija y a otros chicos a cambio de dinero y comida.

Al hombre se lo acusa del delito de “abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal, explotación infantil y corrupción de menores”. Si bien la investigación comenzó en mayo de este año, los hechos se habrían dado por primera vez a fines de 2015.

El empresario detenido.

El empresario habría abusado de la hija de una mujer en situación de calle y lograba el silencio de la niña a cambio de juguetes y comida, mientras que a la madre le daba dinero.

Los abusos se dieron en una oficina de la calle Chacabuco al 800 y en una quinta del Norte del Gran Buenos Aires. También, se allanaron varios domicilios y una clínica psiquiátrica y de rehabilitación de adictos -donde esta internada la mamá de la niña-.

La División Menores en Conflicto con la Ley Penal de la Policía de la Ciudad logró detenerlo en San Andrés de Giles. Es que la Justicia había dispuesto su liberación por falta de pruebas y aprovechó para escaparse.






Comentarios