Por la incesante lluvia que comenzó en las primeras horas del sábado, algunas calles linderas a la Bombonera están inundadas.  


Amaneció diluviando en la Ciudad de Buenos Aires y según el alerta emitido por el Servicio Meteorológico Nacional, se espera que por la mañana del sábado hayan lluvias y tormentas fuertes y el panorama sería similar durante la tarde, aunque con posibles mejoramientos temporarios.

De esta forma, la primera Superfinal de la Copa Libertadores que disputarán Boca y River en la Bombonera estará condicionada por las condiciones climáticas, ya que el en parte del SMN, también anuncian puede haber caída de granizo y actividad eléctrica en algunas zonas.

Servicio Meteorológico Nacional.

El inicio del partido está pautado para las 17, pero si la lluvia no para, podría afectar al campo de juego de la Bombonera y los veedores de la Conmebol podrían optar por postergarlo.

Según el reglamento, si el partido se suspende, se debería reprogramar para el día siguiente. Así, el superclásico se tendría que jugar el domingo a la misma hora.






Comentarios