Los ladrones que atacan sorpresivamente a cualquier persona que esté en el lugar quedaron grabados. 


La zona donde esta ubicado el Obelisco, es una de las más transitadas de la Ciudad. Cada día circulan miles de autos y colectivos además de una enorme cantidad de peatones. El excesivo movimiento lo transforma en uno de los lugares más peligrosos, por los llamados robos “piraña”, en el que varios delincuentes atacan a una sola persona al mismo tiempo. Así lo dio a conocer Martín Ciccioli en un informe para Telenoche.

Las “pirañas” aprovechan las distracciones de los peatones o los conductores, especialmente cuando está frenado el tránsito, ya sea a causa del semáforo o por alguna manifestación. Entre los pungas hay falsos “limpiavidrios” que incluso llegan a estallar vidrios de vehículos para sustraer celulares, el “botín” más buscado, para ello hasta pueden llegar a golpear a los conductores. 

Las estrategias son muy variadas: pueden estar esperando en la Plaza de República, ubicada en 9 de Julio y Corrientes, caminando de un lado a otro de la Avenida, o en moto circulando despacio. En general son personas muy jóvenes y la tendencia indica que una vez que roban en la zona, nunca mas acuden a ella para no ser escrachados. 

La metodología es muy repetitiva: atacan por la espalda a la víctima y después corren a gran velocidad o se suben a una moto sin patente en la que los espera un cómplice, para escapar de la zona del crimen. 

Las principales recomendaciones para evitar los robos “piraña” son evitar usar el celular en la calle y estar atento, ya que en cualquier momento las “pirañas” pueden atacar, 

Desde el gobierno porteño señalaron que aunque detienen a una gran cantidad de delincuentes que operan en la zona, ellos recuperan rápidamente su libertad. El secretario de Seguridad porteño Marcelo D’Alessandro puso en duda la llamada “puerta giratoria”: “los policías tardan más en hacer sumario que los ladrones en recuperar la libertad, tanto en los casos de menores como de adultos”.

En diálogo con Telenoche, el funcionario comentó que hay menores de 14 años que roban en el lugar y que se animan a delinquir a metros de la policía, mas allá de la gran presencia de agentes que hay en la zona.






Comentarios