"Sin conocer al bebito no dudó en ayudarlo y por un momento cumplió como si fuera su madre", escribió el oficial que publicó la foto en Facebook.


Una mujer, que integra la Policía Bonaerense, se transformó en noticia por un gran gesto que tuvo en las últimas horas. La agente amamantó a un bebé abandonado en plena guardia. 

La emocionante situación, se dio en el Hospital Zonal General de Agudos Mario V Larrain, de Berisso. En dicho lugar la oficial Celeste Ayala calmó a un bebé que había sido abandonado y hasta le dio le dio de comer, haciendo oídos sordos a la advertencia de los médicos sobre “la mugre y el olor” que tenía la criatura.

Celeste Ayala, la policía que conmovió a todos

“Sin conocer al bebito no dudó en ayudarlo y por un momento cumplió como si fuera su madre”, contó un compañero de ella a través de las redes sociales, donde se dio a conocer el caso. “A ella no le importó la mugre y el olor como los señores profesionales del hospital manifestaban”, agregó.

Fuentes de la Policía Bonaerense revelaron a LaNoticia1 que Ayala es vecina de Berisso y actualmente trabaja en el Comando de Patrullas de ese distrito. El gesto fue aplaudido por los propios compañeros de la joven que celebraron la actitud que tuvo tras el hallazgo del pequeño.

Celeste Ayala junto a una compañera




Comentarios