"¡Tomátela de acá! ¿qué hacés con un perro acá adentro?", le gritó el encargado del lugar a Lola y a su familia.


Una nena de ocho años fue expulsada de un restaurante de Palermo al ir con su perro de asistencia. “¡Tomátela de acá! ¿qué hacés con un perro acá adentro?“, le increpó el encargo.

Es que Lola, quien padece síndrome de West y autismo, fue el viernes a comer con sus tres hermanos, su mamá y su perro Preto, que forma parte de su tratamiento. Al llegar al lugar, se sentaron, el animal se puso debajo de la mesa y el encargado, al ver la situación, decidió echarlos.

El encargado empezó a los gritos. Nos maltrató. ‘Estás loca, ¿cómo vas a traer a un perro acá adentro?’. La situación fue muy angustiante para mí, pero sobre todo para mi hija“, contó Laura, la madre de Lola, en declaraciones a TN.

Pese a que la mujer le explicó la situación al encargado, no cambió de opinión y decidieron irse del lugar, pese a estar amparada por lo indicado en la ley 26.858 que permite el acceso, deambulación y permanencia de las personas con discapacidad acompañadas por un perro guía o de asistencia.

Lo lleva atado de la cintura. Están siempre juntos. Estuve años haciendo trámites pero fue hace tres meses que me lo entregaron para que la acompañe“, expresó.

Lola y su perro.

Desde el local gastronómico “El Rey del Vino”, pidieron disculpas en su cuenta de Facebook. “Estamos al tanto y nos entristecen los lamentables hechos ocurridos en nuestro local en el día de ayer viernes por la noche. Desde el Rey nos importa que cada uno de nuestros clientes y amigos se sientan bienvenidos, a gusto y como en casa. Ya estamos tomando las medidas pertinentes con cada uno de los integrantes de nuestro personal para que esto, así como ningún otro hecho lamentable vuelva a repetirse. Vamos a ponernos en contacto con la familia de Lola para hacerles llegar nuestras más sinceras disculpas y ponernos a disposición. Y nos comprometemos a trabajar a diario para fortalecer nuestros valores y filosofía como restaurante”.




Comentarios