Con la resolución de la Cámara, la cuasa podría ir a juicio oral.


Pasaron 6 meses de la muerte de Débora Pérez Volpin y aún no hay culpables de lo ocurrido. Este jueves, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional confirmó los procesamientos del endoscopista Diego Ariel Bialolenkier y la anestesista Nélida Inés Puente.

La decisión se conoció después de que las defensas de los acusados apelaron la decisión. El abogado de la familia de la periodista y legisladora, Diego Pirotta, dijo que están muy conformes con la resolución. “Hemos dado un paso más; ahora buscaremos tener un juicio oral pronto y que la Justicia concluya su trabajo”, comentó.

Los médicos que estuvieron a cargo, fueron procesados en primera instancia por “homicidio culposo”. Además, el juez Carlos Bruniard los embargó por $1.700.000.

El magistrado había manifestado en su fallo que el endoscopista no pudo explicar qué causó que una paciente que “no presentaba patologías preexistentes de causas inflamatorias, infecciosas, vasculares o neoplásticas idóneas para producir o contribuir a su muerte tuviera un desmejoramiento que terminó con su vida”. 

Por su parte, la anestesista “advirtió tardíamente el cuadro que presentaba Pérez Volpin y dicha demora y su posterior desempeño contribuyó al desenlace final”.

“La médica, confiada en que se trataba de un estudio de rutina en el cual estadísticamente no se registran complicaciones, desatendió los signos vitales de su paciente recostándose en el equipo que la monitoreaba”, agregó el magistrado en los fundamentos. 






Comentarios