Ocurrió en la terraza de una casa en Palermo. 


Un joven de 17 años fue asesinado en Palermo cuando dibujaba un grafiti en la terraza de una casa. Un vecino le propinó un disparo desde el piso de abajo porque pensó que era un ladrón.

La hermana de la víctima indicó que lo mataron a pesar de que el chico intentó defenderse diciendo que “no estaba haciendo nada malo”.

El crimen sucedió el lunes por la madrugada cuando la víctima, identificado como Cristian Felipe Martínez Rodríguez, se subió a la terraza de una fábrica abandonada entre la Avenida Córdoba y la calle Gascón. Acorde a lo dicho por un testigo, un hombre de “apariencia robusta y pelo rubio” disparó después de que el chico le dijo lo que estaba haciendo. “Mi hermano le mostró sus pinturas, pero lo mataron sin compasión”, expresó Juliana Martínez Rodríguez.

Cristian trabajaba como barbero profesional, y murió a causa de tres balazos. “El vecino no le preguntó nada y simplemente disparó. Los amigos que estaban con mi hermano lo confirmaron”, agregó Juliana, en diálogo con TN. “El grafiti lo utilizaba como hobbie y era su arte, su forma de expresar”, concluyó. 

El barbero asesinado

Fuentes policiales comunicaron que el hombre acusado de matar al joven mantuvo una fuerte discusión con la el antes de apretar el gatillo. Tras la balacera, Cristian Felipe cayó malherido a la vereda. Al instante fue trasladado en ambulancia al hospital, pero murió a las pocas horas.

El atacante de 38 años quedó detenido en la Unidad 28 del Servicio Penitenciario Federal acusado de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.




Comentarios