Son dos vehículos comprados en 2012. A los bomberos les exigían $37 millones en aportes. 


Adquiridas en 2012 y liberadas de la Aduana luego de siete meses , las dos autobombas de La Matanza que estuvieron guardadas seis años en el cuartel central de Ramos Mejía recién ingresarán en servicio esta semana.

Por una deuda millonaria previsional con la AFIP, desde hace seis años no tenían la aprobación para salir a la calle. Tras varias reuniones con la Administración Federal, el conflicto llegó a buen puerto. 

El organismo estatal le solicitaba a los bomberos voluntarios el Certificado de Ventajas Impositivas (CEVI), un trámite que no podrían llevar adelante hasta que no pusieran en regla unos $9 millones que habían quedado afuera de la deuda de $37 millones, que sí poseían en un plan de pagos.

Finalmente fueron liberadas

La deuda con el fisco aumentó porque la comisión directiva de los Bomberos de La Matanza no pagó entre 1992 y 2016 los aportes previsionales de empleados administrativos y de personal del club. “La deuda nació en 1992, cuando los anteriores directivos dejaron de pagar cargas sociales del personal rentado (cuarteleros, empleados del club y los cinco administrativos del cuartel central)”, aclaró David Rodríguez, secretario de la Comisión Directiva de los Bomberos de La Matanza.

A partir de la renovación de la dirigencia, entraron en una moratoria que llevó la deuda a unos $25 millones. Con los intereses de las 60 cuotas hoy abonan $572 mil por mes, aunque les habían quedado otros $9 millones fuera de plan de pagos y por eso no podían tramitar el CEVI.

Hace semanas comenzaron las conversaciones con la AFIP para que les permitan el uso de las dos autobombas, ya que algunas de las más viejas en los cinco destacamentos quedaron fuera de servicio. “Previamente a que la noticia saliera en los medios, nos reunimos con las autoridades de Bomberos para encontrar una solución legal al problema y resolverlo en el corto plazo”, habían afirmado en AFIP.

Autobombas de la Matanza

Al tener que abonar la moratoria, los Bomberos se atrasaron en las cargas sociales actuales, y eso les creó la otra deuda y por consiguiente la correspondiente inhibición.

Desde la AFIP informaron el jueves que se solucionó el conflicto y los Bomberos adelantaron que empezaron los trámites de patentamiento para que funcionen esta semana. 

Hoy en La Matanza hay un cuartel central en Ramos Mejía y cinco destacamentos: Virrey del Pino, Tapiales, Isidro Casanova, Laferrere y González Catán.En Virrey del Pino hay una unidad liviana de 3.500 litros y una cisterna de 7.000. El otro día, en un incendio teníamos que mandar primero a la unidad liviana, pero como estaba rota debió ir una de Catán”,ejemplificó Rodríguez para reflejar la necesidad disponer de las unidades.

​La Matanza cuenta con una población de 2,2 millones de habitantes. Trabajan 110 bomberos voluntarios con 15 camiones, por eso hicieron mediático el tema de las autobombas, para ser escuchados. 






Comentarios