El aparato fue desarrollado por un grupo de especialistas del Centro Atómico Ezeiza.


El primer prototipo de un tomógrafo PET fabricado en la Argentina, por especialistas del Centro Atómico Ezeiza, funciona en el servicio de Medicina Nuclear del hospital de Clínicas, dependiente de la UBA.

El equipo del Grupo de Sistemas Digitales y Robótica del Centro Atómico Ezeiza de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) terminaron el armado de tomógrafo desarrollado y fabricado totalmente en el país.

El proyecto lo puso en marcha el Grupo de Sistemas Digitales y Robótica del Centro Atómico Ezeiza (CAE), en colaboración con el Grupo de Inteligencia Artificial y Robótica de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). Fue financiado por el Banco Nacional de Proyectos de Inversión (BAPIN) y, en un principio, contó con el aporte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

El ingeniero Claudio Verrastro, jefe de la División de Sistemas Digitales y Robótica de la CNEA, contó que se le pedirá a la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) la autorización para trabajar con radiofármacos.

Una vez cumplida esa etapa comenzará el período de caracterización del equipo desde el punto de vista funcional que permitirá registrarlo para su utilización en pacientes.




Comentarios