El hecho ocurrió en Mar del Plata. Según los veterinarios, el San Bernardo de 5 años sufrió "una torsión estomacal". 


Algo tan común como llevar al perro para que lo bañen terminó en tragedia. Es que Sheyko, un San Bernardo de 5 años, terminó muerto:  los dueños lo pasaron a buscar por una veterinaria ubicada en el barrio Colinas de Peralta Ramos, en Mar del Plata, a la espera de que se lo entreguen limpio y sano, pero los llamaron dos horas más tarde para informarles que había fallecido.

Sheyko, San Bernardo de 5 años.

Nos dijeron que había tenido una torsión estomacal. No entendemos nada porque él estaba perfecto cuando se lo llevaron, súper contento, no le pasaba nada malo”, denunció Romina, dueña de la mascota de 5 años, en diálogo con 0223.  

“Estaba en un estado de crisis total y la quisieron consolar con un vaso de agua”, indicó Romina sobre el estado de su madre al enterarse de la noticia. Además, la familia recalcó que la veterinaria “no dio la cara nunca más”.

Pero la joven no se quedó con la postura de la veterinaria donde se produjo el trágico hecho, sino que pidió otras opiniones al respecto. “Me asesoré con otros veterinarios y me dijeron que no pudo haber sido una torsión estomacal porque en ese caso tendría que haber tenido síntomas, no se da tan rápido algo así“, afirmó Romina, quien estudia iniciarle acciones legales a la veterinaria.

Sheyko fue a bañarse y terminó muerto.




Comentarios