Se trata de una medida provisoria. En caso contrario, el Estado deberá abonarle un colegio privado. 


La juez en lo contencioso administrativo de la Ciudad de Buenos Aires Patricia López Vergara, ordenó al Ministerio de Educación porteño que asigne una vacante a un niño de dos años en la Escuela Infantil Hospital Cosme Argerich, de esta ciudad, o en caso contrario le abone un establecimiento privado de la zona.

Fuentes vinculadas a la causa indicaron que la medida cautelar especificó que debe ser “en el turno mañana”, dentro del horario de 8 a 14.30 y “en la sala que corresponda a su edad”.

La medida provisoria prevé que, en el caso de no ser posible la asignación de esa escuela, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) deberá otorgar una vacante en los establecimientos mencionados en la demanda o dentro del distrito escolar del domicilio del grupo familiar.

La magistrada decidió además que, si el GCBA no puede ubicar al menor en esos establecimientos, deberá abonar el costo que insuma la asistencia del niño a uno de gestión privada, que será elegido por los padres, dentro del mismo ámbito geográfico indicado.

La medida cautelar fue dictada ante la demanda promovida por los progenitores del niño, patrocinados por el “Grupo de Litigio Estratégico” de “Abogados por la Justicia Social”.


En esta nota:

Educación


Comentarios