Ocurrió en la misma cochería donde velaron al colectivero de la línea 620.


Un delincuente ingresó al velorio de una mujer en González Catán y, mientras sus familiares despedían a su ser querido, aprovechó para robarle $13.000 con los que iba a pagar el servicio fúnebre. Sin embargo, no se salió con la suya.

Es que los vecinos fueron alertados de la situación, atraparon al ladrón a pocas cuadras del lugar y lo ataron de pies y manos.

El hecho ocurrió en la Cochería Catalfo, la misma en la que velaron al colectivero asesinado de la línea 620.

Finalmente, el delincuente quedó detenido en la Comisaría 5° de González Catán.






Comentarios