Fueron reconocidos por su labor por el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Martín Ocampo.


Martín Mattei y Roberto Ferreyra, los bomberos que el pasado 7 de diciembre le salvaron la vida de Luisa, una bebé que estaba dentro de un edificio en llamas en el barrio porteño de Palermo, fueron reconocidos por su labor por el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Martín Ocampo.

Ambos forman parte del Grupo Especial de Rescate (G.E.R.) e intervinieron en el incendio desatado en un edificio situado entre las avenidas Santa Fe y Scalabrini Ortiz, que obligó a evacuar a unas 40 personas comprometidas por la asfixia que les provocó el humo.

Aquel día, Mattei rescató a Luisa descolgándose junto con ella utilizando un arnés desde el piso 15.

Ferreyra, a su vez, fue quien le entregó la niña a su padre, quien la esperaba en la calle.

“Estos hechos hay que valorarlos y queremos que los vecinos sepan que cuando tienen una emergencia hay gente capacitada y dispuesta a dejar todo para salvarlos”, sostuvo Ocampo.


En esta nota:

Sociedad


Comentarios