Utilizará el sistema de peaje de flujo libre o "free flow", con el cual se leerán las patentes de los vehículos.


El Paseo del Bajo, que unirá la zona de Retiro con la bajada de la autopista Buenos Aires-La Plata, será la primera autovía del país que utilizará el sistema de peaje de flujo libre o “free flow”, con el cual mediante la lectura electrónica de patentes no habrá necesidad de que los automovilistas detengan su marcha.

Según informaron fuentes de Autopistas Urbanas SA, responsable de la obra, el último fin de semana se abrió la licitación para la provisión e instalación de este nuevo sistema de pago automático.

El método, que apuntará a asegurar el constante flujo y evitar la congestión vehicular, también regirá para los accesos de la avenida Sarmiento y la avenida Salguero, según informa La Nación.

Según el Gobierno porteño, el principal objetivo del corredor exclusivo para micros y camiones es que “el tránsito pesado desaparezca del microcentro”. Por ello la nueva instalación del sistema de pago Free Flow justamente apunta a mayor celeridad en las autopista.

La autopista Paseo del Bajo que se encuentra en plena construcción, ubicada entre Alicia Moreau de Justo y Madero-Huergo, contará con más de seis kilómetros de extensión y se estima que la fecha de inauguración será abril de 2019.




Comentarios