Al detenido le habían practicado una operación y, cuando ya le habían dado el alta, pidió ir al baño y se fugó.


Víctor Hugo Lencina Fernández, de 46 años estaba internado desde el 12 de diciembre en el Hospital Pirovano. Durante la tarde del lunes, el paciente recibió el alta médica, pero antes de ser trasladado de regreso a la cárcel, pidió ir al baño. 

Los dos guardias del Servicio Penitenciario Bonaerense que lo custodiaban aparentemente le quitaron las esposas y el preso se escapó por una ventana del baño. Según informaron fuentes policiales, por el hecho desplazaron a los dos efectivos que lo custodiaban.




Comentarios