Finalmente se decidió que Rosa Edith Quiroga sea trasladada al penal de Batán para ser analizada psiquiatricamente.


La mujer policía que fue detenida acusada de haber asesinado de dos disparos a su hija de 6 años en la localidad bonaerense de Mar del Tuyú no está en condiciones de ser indagada, de acuerdo a lo que informó la perito psiquiatra que la entrevistó, por lo que se ordenó su traslado a la Unidad 50 de Batán, donde se continuará evaluando su salud mental, informaron este martes fuentes judiciales.

“¿Qué hice?, ¿qué hice?”, repetía Rosa Edith Quiroga tras el segundo disparo que le dio a Luana, su hija de 6 años, ante la mirada incrédula de su hijo varón, de 14 años, y un sobrino de 7 que le reclamaban a los gritos: “¿Qué hiciste?”.

“Según los testigos, entre el primer disparo y el segundo hubo como un minuto de diferencia. ¿Si la remató? Creemos que sí”, especularon ante la consulta de Clarín fuentes con acceso al expediente.

Si bien el fiscal de Mar del Tuyú a cargo de la causa, Martín Prieto, evaluó anoche enviar a Quiroga al hospital neuropsiquiátrico porteño Braulio Moyano, donde la acusada fue paciente, el juez de Garantías de Dolores Diego Olivera Zapiola ordenó que el traslado se haga a la Unidad 50 de Batán, un penal femenino del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

“No es una unidad psiquiátrica pero, como en todo penal, hay servicio de psiquiatría y psicología”, explicó un vocero del SPB.

Una fuente judicial indicó a Télam que “con esta decisión, se suspenden los plazos procesales para determinar el estado de salud mental de la imputada y ver si va a estar en condiciones de afrontar el proceso o si va a tener que estar internada en un neuropsiquiátrico”.

Quiroga, que es sargento de la policía bonaerense y prestaba servicios en el destacamento de Turdera, estaba de licencia psiquiátrica y ahora quedó imputada de “homicidio doblemente calificado por el vínculo y el uso de arma”, delito que prevé una pena de prisión perpetua.





Comentarios